7Pines Kempinski, arquitectura ibicenca con vistas al infinito

En una ubicación memorable, los acantilados de Cala Codolar, el primer resort a escala global de 7Pines Kempinski es una oda a la isla de la arquitectura cúbica, la bohemia y la libertad.

7Pines Kempinski Ibiza sintetiza el encanto de la arquitectura tradicional ibicenca, uno de los tesoros más fascinantes de la isla de Ibiza. Una arquitectura sin estilo ni arquitecto –como le gustaba decir a Josep Lluis Sert– que admiraba también al viajero por su ubicación. Era, según Sert, la arquitectura de la verdad, con una belleza singular, misteriosa y antigua que, paradójicamente, tan bien se ajustaba a los postulados modernos.

Como a aquellos primeros viajeros cultos que descubrieron Ibiza en los años 30 del siglo XX, 7Pines Kempinski Ibiza sorprende por su completa integración con el entorno natural inmediato y deleita, desde el mar y tierra firme, con una estampa genuinamente ibicenca. Diseñado para sentir el infinito y disfrutar del placer de vivir el momento, el primer resort a escala global de 7Pines Kempinski sigue las huellas de aquella arquitectura primigenia, con sus formas cúbicas y sencillas y su voluntad reconfortante y mimética.

Con sus vistas frontales al Mediterráneo y al icónico islote de Es Vedrà, rodeado de mar y naturaleza, 7Pines Kempinski Ibiza -miembro de The Leading Hotels of the World- es un destino distintivo 5* que prioriza el bienestar, un refugio lujoso y hedonista para sumergirse en el estilo de vida de la isla balear, ocupando un área verde y fragante de 56.000 metros cuadrados.

El agua como elemento, los colores de la isla y el contraste de materiales inspiran los principios esenciales del diseño y crean espacios cálidos y sorprendentes que invitan a saborear la libertad de la vida junto al mar y el concepto de lujo relajado que define la marca de hotelería 7Pines Kempinski.

El acero inoxidable, el latón, la piedra natural, el roble, el vidrio bronceado y las superficies de alto brillo resultan materiales esenciales en los espacios interiores, complementados con el diseño de mobiliario de España, Italia y Alemania, con toques de mimbre, cuero, piel y tejidos de fibra natural, con el Mediterráneo como horizonte.

En los espacios públicos, los materiales exhiben sus cualidades absolutas en combinaciones inusuales que, lejos de replicar la realidad, apelan a la imaginación del viajero y dejan espacio para la interpretación individual, ‘leit motiv’ del proyecto dirigido por el estudio Kitzig Interior Design.

Agua, privacidad y confort

Concebido como una colección de paraísos privados, 7Pines Kempinski Ibiza presenta 185 suites, de entre 48 y 124 metros cuadrados, distribuidas en tres áreas y con acceso individual, para garantizar el máximo confort y seguridad de los huéspedes.

La Laguna es el espacio perfecto para disfrutar de unas vacaciones en familia alrededor de una piscina central con bar y Kid’s Club. El Ibicenco Village transmite el confort de las villas ibicencas, con suites blancas y acogedoras, 13 de ellas con piscina privada. En las Cliff Suites, las vistas frontales al atardecer ofrecen un espectáculo memorable e invitan a contemplar el cielo estrellado de Ibiza desde su jardín privado al borde del mar.

La Infinity Pool de 54 metros situada sobre el acantilado de una de las costas más bellas y salvajes de la isla es uno de los espacios estrellas del resort. Reservada solo para adultos, los huéspedes podrán disfrutar del sol durante todo el día, relajarse en las hamacas acuáticas y las camas balinesas, con música y bar.

En el centro de La Laguna, la Laguna Pool es un fantástico refugio para familias mientras que el Spa Pure Seven ofrece un mundo de pura relajación en un ambiente natural y equilibrado, de superficies suaves y toques de color. Un oasis de 1.500 metros cuadrados, provisto de piscina exterior de hidromasaje con vistas al infinito y más allá, donde disfrutar de exclusivos programas relajantes, equilibrantes y revitalizantes durante las vacaciones en Ibiza.

Sabores, elegancia y alegría de vivir

Viajera y aventura, la gastronomía es otra de las experiencias exquisitas que brinda 7Pines Kempinski Ibiza en sus dos restaurantes. Con su paleta de colores sobria y elegante, el restaurante de planta abierta The View permite una cocina interactiva y, como las fincas ibicencas tradicionales, cuenta con su propio horno de pan. Reimaginando el sabor de Ibiza, The View ofrece cocina moderna con toques asiáticos en un ambiente elegante con vistas al mar y la mejor materia prima preparada a la parrilla Robata.

Abierto hasta altas horas de la noche, Cone Club representa la vitalidad ibicenca y la alegría de vivir, con grandes mesas y detalles de telas bordadas que hablan de la tradición artesanal de la isla. Bohemio y hedonista, es el lugar para disfrutar del “Sunset Ritual” y de platos mediterráneos únicos.

Respirando mar y transmitiendo una sensación de verano interminable, 7Pines Kempinski Ibiza presenta el primer cocktail-bar diseñado por la marca de yates Pershing en exclusiva para 7Pines Kempinski: Pershing Yacht Terrace. Emulando las líneas limpias y elegantes del icónico modelo 9X, el acero inoxidable y el vidrio crean el entorno mágico para vibrar con los colores del anochecer acompañado de una lista de reproducción relajada y unas ostras como perfecto maridaje de un cóctel.

Una sensación que puede ir incluso más allá gracias al acceso directo a la playa descendiendo el mágico acantilado y al servicio 7Pines Kempinski Yachting que el resort 5* pone a disposición de sus huéspedes en exclusiva, para navegar por aguas pitiusas, con servicio de tripulación.

En tierra, el servicio de chef privado in-suite, con barra y mixólogo incluidos, invita a disfrutar de una barbacoa privada en las luminosas y placenteras suites, donde el olor a pino se funde con la brisa del mar.

Total Page Visits: 230 - Today Page Visits: 2
COMPÁRTELO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *